Delirios de la cordura: MENTE A LA DERIVA. El desenlace.

martes, 14 de abril de 2009

MENTE A LA DERIVA. El desenlace.

No olvideis clickear en "Leer más" para que no salgan omitidos algunos textos.



Hola,me llamo Fredd Callahan y mi vida es una ilusión.

Soy un simple empleado del Supermercado "Suit Rom". Se puede llegar a él por la segunda avenida, la que está junto a la plaza central de Santa Gloria, mi ciudad.

El primer día del mes había llegado a los bolsillos de la gente. Se notaba por la concurrencia que abarrotaban las cajas registradoras y el continuo griterío entre cajeros llamando al orden de cola. Es en días como estos en los que agradezco haber rechazado el puesto y quedarme como reponedor. El caso es que no trabajo muy bien bajo presión y prefiero concluir mi jornada laboral sin altercados. Aunque cobre menos sueldo que el resto.

Ahora mismo, mientras termino de reponer la cuarta estantería en la que descansan los productos lácteos, vuelvo a recordar los hechos que me llevaron a plantear mi existencia para siempre.

Fue durante una fría mañana invernal en la Universidad cuando aquello ocurrió. Yo iva por mi tercer año de carrera. Me quedaban otros tres y una vez concluídos, podría considerarme todo un Psicólogo.
Aquella profesión llevaba rondando en mi cabeza desde mis seis años de edad. Y a pesar de la insistencia de mis padres por ingresar en la Academia de Policía, nada pudo con mi tozudez.

El caso es que aquel día tocaba clase de Folklore histórico y leyendas urbanas. Una signatura optativa que escogí por simple apasionamiento cultural. Como tambien hicieron varios de mis compañeros de clase.

Una voz interrumpió mis recuerdos:
-¡Fredd por el amor de Dios! ¿Quieres acabar conmigo de un ataque al corazón? ¡La tienda está hasta los topes y tu durmiendote en los laureles! ¿Qué pasa con esas estanterías?

Era el jefe del Suit Rom y desde que empezé a trabajar en su tienda, sus disgustos crónicos hacia mí le habían echo perder varios kilos de peso.
-Perdone señor. Es que... ya sabe... uno es ya mayor y...bueno..- me limité a contestarle entre la muchedumbre.
-Eso no iba a suponer problema alguno segun decías en la entrevista ¿Verdad? Sabes que te aprecio, pero por favor procura acabar antes del cierre- Dicho esto, se marchó al interior del almacén.

Lo cierto es que no puedo presumir de ser joven. Llevaba trabajando cuatro años en el Suit Rom y su apertura tuvo lugar un año antes. Por lo que aquel supermercado apenas tenía cinco años de vida comercial.

Mis pensamientos retomaron su curso y me llevaron de vuelta a la clase de la señorita Rosa y su Folklore popular.
Por alguna extraña razón, incluso antes de que Rosa comenzará con su clase, me embargaron varias sensaciones de angustia y desamparo. Como si comenzara a tener miedo de todo aquello que me rodeaba.

Rosa dio comienzo con su clase y fue a mitad de la misma donde acabé gritando y corriendo en direccion a ninguna parte. Llorando y sudando como alma en pena en pleno centro urbano. De milagro no fuí arrestado por alteración del orden público.

La señorita Rosa leía lo siguiente:

Son pocas las personas que han creído en otras entidades a lo largo de la historia. Mas allá de Dios todopoderoso, Buda o el Angel caído, nadie ha encontrado nunca una divinidad sobre el que depositar toda su Fé. Pero se sabe que siglos atrás, existían sectas clandestinas que apoyaban otras creencias y construían sus propios orígenes espirituales...

Mientras leía aquel fragmento en concreto, fue cuando mis sentimientos se encontraron y mi corazón comenzó a encogerse.

Mientras nosotros cimentabamos nuestro saber con el Big Bang como creación del universo, otras culturas ahora ya perdidas con el tiempo, acogían la existencia de una lucha interna entre tres poderosas deidades: Humanios,Celestio y Mortius. En dicha lucha fue donde se creo el mundo que conocemos. Por supuesto dicha religión era considerada como absurda para el raciocinio común. Es por ello que sus integrantes vivían ocultos a los ojos mortales.

Rosa no dejaba de leer y yo no podía dejar de convulsionarme y sentir un dolor lacerante en mi cabeza. Por culpa de mis gemidos, los alumnos mas cercanos a mí comenzarón a mirarme.

La señorita Rosa siguió con la clase:
Por eso el vengativo dios oscuro Mortius, amenazaba con devorar todo cuanto su hermano Hamanios había creado a partir de la Nada. Es decir, amenazaba con destruir la vida. Todo aquello que conocemos hoy en día.
El poderoso y compasivo Hamanios no quería llegar a límites tan extremos, ya que si el continuo enfrentamiento con sus hermanos seguía prolongándose, los tres dioses volverían a estar rodeados de la Nada. Por ello mandó llamar a sus dos rivales para llegar a un pacto...

No podía estar pasando... un terrible deja vu invadía mi mente. Contemplé como el sentido de mi vida estaba siendo aniquilado al ritmo con que Rosa leía su enciclopedia...

...Las almas no pueden regresar a la Nada. Necesitan un lugar donde ir para no mezclar a los vivos con los muertos. Y por ello Humanios creó dos mundos ajenos al primero (el nuestro) y se los entregó a sus dos hermanos. Cada uno de ellos se encargarían de recibir a las almas que abandonaran el reino de Humanios y darles cobijo y un hogar donde vivir. Pero Mortius, que aceptó el trato, tenía otros planes en mente y por supuesto no quería rebajarse a desempeñar lo mismo que su eterno rival y hermano menor Celestio...

Me levanté de golpe y mi silla cayó hacia atras. Rosa no se percató de ello puesto que creía que me dirigía al labavo o algo por el estilo y continuaba leyendo como si nada.

-...en lugar de eso, Mortius se dedicó a influir en el mundo que Humanios había creado para recibir mas almas en su reino y atraer solo a las personas mas diabólicas y perversas para torturarlas en sus dominios, ya que el perverso dios descubrío que su poder se nutría mejor con la maldad de nuestros corazones. Al ver esto, Celestio, menos retorcido pero igual de vengativo,hizo lo contraro que Mortius y optó por acoger en su reino únicamente a las almas buenas y justas y poniéndose de acuerdo con su hermano Humanios, pactaron que Mortius se encargara de teñir su mundo de negrura y crueldad intolerable si asi lo quisiera. Pero que no osara interferir en los reinos restantes ni atraer a más humanos a su antojo. Es decir, que nos dejara morir de forma natural y ya se encargaría Humanios de juzgar a cual de los dos reinos deberiamos ir despues de muertos. Si al reino de Mortius o al de Celestio.

Rosa se dirigió a la clase:
- Esta antigua creencia es conocida como el Pacto de los tres hermanos. Además la palabra "humanos" deriva del ser supremo que supuestamente nos creó. - ¿Alguna pregunta? ¿No? Pues sigamos: El autoproclamado Mortius el grande reclutó a Lucius para....
-¡¡¡¡BASTAAAAA!!!!!- Fué lo último que dije antes de acabar en la calle comportándome como un completo lunático. Y ser devuelto a mi casa por las autoridades. Aquel día simplemente recordé algo que ojala se hubiera mantenido enterrado en mi memoria.

Desde entonces he vivido lo suficiente como para saber que mi vida es un sin sentido absoluto.
No tengo a nadie a quien contar aquel terrible descubrimiento. Y si existiera alguien capaz de creerse que he llegado a vivir una existencia anterior a ésta, ahora está muerto.

Todos mis amigos y familiares estan muertos. Los he visto envejecer y morir. Envejecer mucho mas rapido que yo.

Estoy completamente solo.

Estoy viviendo una segunda existencia y os aseguro que se trata de una sensación tortuosa y lacerante que te devora por dentro día tras día. El hecho de tener que callar tu sufrimiento porque se trata de algo que escapa a la comprensión del sentido común, es realmente agotador.

¿Quién puede ayudarme? ¿Quién me querrá dar la comprensión que necesito?

¿Cómo puedo vivir conociendo la existencia del mismo purgatorio? ¿Cómo puedo simplemente olvidarme de haber desafiado a los mismos jueces del infierno?

No puedo soportar el hecho de verme anclado en un mundo que no me pertence.

No, esta no es mi vida.

Mi vida estaba junto a Ciriel.
Mi vida estaba junto a David Serra y junto a Angus el grandullón...

Yo no me llamo Freed Callahan, me llamo Kevin y no tengo a nadie con quien compartir mi angustia. Estoy completamente aislado en el mundo...

Soy Kevin y tengo 234 años. Aunque aparento unos 56.

La reposición de la cuarta estantería estaba terminada y me dirigí al pasillo de los congelados. Mi jefe quedó satisfecho y me ayudo con la labor.
Lo cierto es que mi jefe era un buen tipo, pero no lo suficiente para contarle el motivo de mi constante sufrimiento interno y considerarme un chiflado.

La jornada laboral concluyó con el recuento de efectivo en las cajas registradoras y conmigo apagando todas las luces del supemercado.

Otro día mas que llegaba a su fin.

Probablemente acabaré buscando otro trabajo cuando mi jefe y todos los empleados vayan envejeciendo y muriendo. No es la primera vez que lo hago...

Tampoco es la primera vez que notó la influencia de Mortius sobre mí. Posiblemente jugando con mi vida como un títere.
No se si ese tal Humanios se lo tiene permitido hacer, pero aquel Dios diabólico se lo pasaba en grande con sus jueguecitos.

Tampoco sé si la clase de la señorita Rosa fue cosa del azar o una maquinación para que recordara mi horrible destino, pero hay cosas que son evidentes...
Como por ejemplo, el nombre del supermercado, bastaba con leerlo reflejado en un espejo y ¡Voilá!


Me fuí a mi apartamento a descansar. Mañana me esperaban muchos productos para reponer.

Por suerte no desempeño la labor de Cajero. Simplemente no soporto a tanta clientela agolpada a mi alrededor. Tan solo en pensar en miles de voces que me hablan y gritan como si estuvieran dentro de mi cabeza, me da escalofríos.

5 lectores que han opinado.:

Maky dijo...

o_O' Eso es todo...

Me he quedado a cuadritos.

Me ha gustado mucho, a ver si me sirve de inspiración. Besitos.

"L" dijo...

Bueno me alegra que te haya interesado ;) Pienso que no había otro final que no fuera la inmortalidad como peor castigo a recibir por haber desafiado a una Deidad. Todo sumado a que no tiene a nadie con quien hablar de ello.

Lo bueno es que se acabaron vuestros sufrimientos con mis paranoias mentales :P
SALUDOS A TODOS!!!!!!!!

Jorge E hurtado dijo...

nose cual sea tu sexo, pero buenisima onda el blog---
pasate por el mio, ya no escribo muchos de terror pero si poemas, haber que te parecen, gracias por leer mis relatos en pasarmiedo

cibersan dijo...

esta muy chevere su blog...segui posteando....felicidades!

ahi les dejo para que lo chequen:

www.tumentepoderosa.blogspot.com

fer

Anónimo dijo...

Dios!!! me a encantado! La he leido entera ne solo un dia -.-

Sinceramente, es la mejor historia que e leido en mucho tiempo.

Saludos
"Lee"